Un lienzo de memoria por los desaparecidos

Share Button

Con el pulso del cuidado que le da todo el afecto de madre, Aidé Tellez, 53 años, corta delicadamente con un bisturí los trazos de la figura de su hijo en un cartón.

Aidé, sentada en una mesa en un salón del Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, se esfuerza por terminar el rostro de Fredy Quintero Tellez, soldado profesional que hace 14 años desapareció cerca a Tame.

“El Ejército jamás nos dio una explicación de la desaparición de mi hijo. Hasta dijeron que había desertado y es la hora que ni la guerrilla tampoco aclara el caso”, anota esta madre que hace parte de Asfaddes, la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos que nunca ha cejado en la búsqueda de las 45.000 víctimas de este flagelo sin nombre.

Junto a Aidé otras veinticuatro personas se entregan a plasmar las figuras de sus seres queridos, también desaparecidos, en igual número de stencils que serán plasmados en un lienzo de cuatro por cuatro punto cinco metros.

Walter Nilson Atehortúa sigue las instrucciones del tallerista. Su hermano Carlos Mario, un trabajador de la construcción, fue desaparecido en Tumaco en 2001 y nunca sus familiares supieron el motivo y menos su paradero.

“Quizá Carlos fue víctima de un falso positivo. Dejó tres hijos que ahora están entre los los 25 y 18 años. Su familia jamás podrá superar esta tragedia”, subraya.

El lienzo lo terminará el artista plástico Marcel Marantes, quien dirigió el taller, a punta de spray donde aparecerán los retratos realizados por los propios familiares y el rostro de Omaira Montoya, la figura emblemática de la desaparición forzada en Colombia.

“Esta iniciativa de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, que hacemos con Asfaddes, hace parte de la semana del detenido desaparecido que cada año se lleva a cabo en Colombia y trata de visibilizar este drama del conflicto en esta gran pancarta que se llevará a universidades y entidades públicas”, indica Diana Moya, secretaria técnica de dicha comisión.

La funcionaria oficial reafirma que sobre el tema el Estado viene mostrando preocupación como lo plasma el acuerdo 052 para la identificación de los desaparecidos y en el marco del proceso de La Habana.

“Se está avanzando en la construcción del banco de perfiles genéticos con Medicina Legal y la Fiscalía para identificar restos que aparecen en bodegas de entidades públicas y cementerios y lograr entregar los restos a tantos familiares que siguen padeciendo el sufrimiento de no saber donde están los suyos”.

RRO