Tags

Estás en: Home - Tag: humanos

  • Semana por los Derechos Humanos

    Share Button

    Agenda1

    Ruta por los Derechos Humanos,
    Construyendo Paz y Reconciliación

     

    Con el lema ‘Deja tu huella’, varias entidades nacionales y territoriales buscan inspirar a los colombianos a construir una cultura de respeto y garantía de los derechos humanos. Es una invitación a que ‘Hagamos las cosas al Derecho’.

     

    Bogotá, diciembre 5 de 2016. En el marco de la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre, la Consejería Presidencial de los Derechos Humanos, la Secretaría de Transparencia de la Presidencia, la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas de la Alcaldía Mayor de Bogotá , el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación y la ONG MasterPeace, se unen para organizar una semana llena de eventos y actividades a nivel nacional en donde el tema central será el empoderamiento de la ciudadanía y su identidad con los derechos humanos.

    Esta ruta iniciará el lunes 5 de diciembre, con la inauguración de la obra “Asalto al Alma” de la artista Sonia Güiza en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación. A través de perspectivas artístico-culturales y sociales, y con la participación de víctimas del conflicto armado, la obra replantea y redefine los conceptos de invasión y territorio.

    El 6 de diciembre, entre las 7:30 a.m. y las 2 p.m., en el salón Dorado del Hotel Augusta, se llevará a cabo el taller ‘Construcción Colectiva en Empresa y Derechos Humanos’, que hace parte de las acciones previstas en el Plan Nacional de Empresas y Derechos Humanos, lanzado hace un año por el Presidente de la República, y que busca promover la cultura respetuosa de los Derechos Humanos. La jornada contempla acciones para fortalecer el diálogo multiactor y el reconocimiento de la importancia del trabajo conjunto en función de los resultados.

    El 7 de diciembre, para la noche de las velitas, queremos invitar a la ciudadanía a que se unan a la iniciativa #DejaTuHuellaDeLuz, para que en esta Navidad nos contagiemos de valores y reconozcamos los Derechos Humanos como parte de nuestra identidad.

    El 9 de diciembre, en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, se realizará la presentación del libro “Desaparecidos” del joven escritor mexicano Everardo Martínez, así como el conversatorio que se realizará en las mismas instalaciones del Centro el día siguiente de “Los Derechos Humanos en clave de memoria, construcción de paz y reconciliación” con el Profesor Rafael Grasa.

    Para cerrar la ruta de la semana, el sábado 10 de diciembre, se llevará a cabo la jornada “10.12: El Derecho a la Paz”, evento organizado por la ONG MasterPeace que combina iniciativas artísticas y académicas orientadas a la promoción y defensa de los derechos humanos en Colombia. Para este evento de cierre del 10 de diciembre, desde las 2:00 pm, se realizarán actividades en las Casas de Juventudes del Distrito en las localidades de Mártires, San Cristóbal y Chapinero; espacios en los que participarán los artistas Miguel Uyabán, Alerta Kamarada y un destacado grupo de directores de cine.

    Este último recorrido concluirá en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, lugar en el que desde las 6:00 pm se realizará el expo-conversatorio “Derechos en Palabra y Obra”, integrado por la exposición de tres artistas mexicanos ganadores del concurso “Más de 43” -organizado por Masterpeace en el contexto de la desaparición forzada-, y por diferentes aportes de académicos colombianos que permitirán robustecer la experiencia. Esta jornada finalizará con un gran concierto a cargo de Víctor Hugo Pacific Soul en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación.

    La invitación es a que cada ciudadano realice acciones por el respeto a los derechos humanos y las den a conocer a través del hashtag en redes #DejaTuHuella.

     

  • Oscar Willian Calvo, el joven luchador que soñó con la Constituyente

    Share Button

    2El  20 de noviembre de 1985 a las 7:12 de la noche, en una farmacia de Bogotá de la calle 42 con carrera 13 el dirigente político, con apenas 32 años, fue asesinado por sicarios junto con sus dos acompañantes. Murió también una señora ajena a los hechos. Fue el primero que propuso una Constituyente para sacar al país de la crisis y llevarlo a la paz

    Oscar Willian Calvo vivió intensamente. Poco después de marcharse de la nativa Pereira hacia  Cartago, con los primeros atisbos de conciencia social lidera el movimiento estudiantil en el Colegio Académico del nuevo terruño. Contaba apenas con 13 años.

    La experiencia de lucha, que fortalece con sus lecturas políticas abrevando en el marxismo, lo lleva de nuevo a Pereira donde lidera la lucha sindical. Allí fortalece sus lazos con el movimiento obrero.

    Y de nuevo su trasegar por el Valle del Cauca organizando a los trabajadores de la caña de azúcar. Más tarde por Boyacá, los Santanderes y gran parte de Colombia.

    Vinculado casi desde niño a las huestes del Partido Comunista de Colombia Marxista Leninista (PCC-ML), muy pronto accede a las posiciones de comando, primero como miembro de sus comité central a los 28 años y un poco más tarde a su dirección ejecutiva nacional.

    Al momento de su muerte era vocero público del Ejército Popular de Liberación (EPL) y miembro de la Comisión de Paz constituida por el presidente Belisario Betancur.

    Y fue Oscar William, en el marco de los acuerdos firmados en Medellín en 1984 entre el gobierno y el EPL, el primero en proponer una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en Colombia, elegida por el constituyente primario, es decir por toda la población.

    Este fue un llamado promisorio hacia un mejor mañana que con audacia juvenil lanzó Oscar Willian al país. Su propuesta no pasó inadvertida por la opinión y causó revuelo en las filas de la izquierda que la acogieron de inmediato con entusiasmo unitario, incluidos sus rivales del Partido Comunista Colombiano que ya se preparaban para el nacimiento de la Unión Patriótica tras los acuerdos de cese al fuego, tregua y paz firmados por el gobierno de Betancur con las FARC en 1983.

    Esta esperanza abierta por Calvo solo tendría resolución seis años más tarde y tras duros años de violencia perdida, con las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente en diciembre de 1990.

    Pero él ya había planteado un procedimiento similar al definido para el evento democrático de 1990 tras la exitosa séptima papeleta.

    “…hemos dicho que se haga una consulta popular, un referéndum, simultáneo con las elecciones de 1986, bien sea en el de cuerpos colegiados o en las presidenciales, para que el pueblo decida si está o no de acuerdo con la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, con poder decisorio y elegida por el voto directo y con plena participación de todos los sectores sociales y políticos del país”, había señalado en 1985.

    No sin razón la ANC en su instalación pública evocó el legado de este luchador por la democracia y la paz. Allí estaban sus compañeros de lucha del PCC M-L que firmarían la paz junto con el M-19 en los acuerdos de 1989.

    En aquellas elecciones, el M-19 se convertiría en la primera fuerza de la ANC que junto con el partido liberal, sectores del partido conservador, la Unión Patriótica y movimientos sociales, promulgarían la Constitución de 1991.

    Como todos los crímenes políticos en este país, sin excepción, su muerte y la de sus dos acompañantes, Alejandro Arcila, de 24 años, estudiante de Universidad Distrital y Ángela Trujillo, de 23, dirigentes de la Juventud Revolucionaria de Colombia, sigue en la impunidad.

    En los hechos también falleció, por dos impactos en el cráneo, la señora Nohora Helena Arcila, quien pasaba accidentalmente por el lugar, la farmacia Ultramar.

     

     

  • Historia de los derechos humanos, realizado por la defensoría del pueblo

    Historia de los derechos humanos

    Share Button

    1 Historia de los derechos humanos parte 1
    <a href="http://www.youtube.com/watch?v=AXRnjpPecEw&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en" onclick="__gaTracker('send', 'event', 'outbound-article', 'http://www.youtube.com/watch?v=AXRnjpPecEw&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en', '');"><img src="http://centromemoria.gov.co/wp-content/plugins/images/play-tub.png" alt="Play" style="border:0px;" /></a>

    2 Historia de los derechos humanos parte 2
    <a href="http://www.youtube.com/watch?v=ywLBlLJPctQ&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en" onclick="__gaTracker('send', 'event', 'outbound-article', 'http://www.youtube.com/watch?v=ywLBlLJPctQ&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en', '');"><img src="http://centromemoria.gov.co/wp-content/plugins/images/play-tub.png" alt="Play" style="border:0px;" /></a>

    3 El estado social de derecho parte 1
    <a href="http://www.youtube.com/watch?v=81v7_AuM1Jk&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en" onclick="__gaTracker('send', 'event', 'outbound-article', 'http://www.youtube.com/watch?v=81v7_AuM1Jk&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en', '');"><img src="http://centromemoria.gov.co/wp-content/plugins/images/play-tub.png" alt="Play" style="border:0px;" /></a>

    4 El estado social de derecho parte 2
    <a href="http://www.youtube.com/watch?v=dPTLUaWFW2E&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en" onclick="__gaTracker('send', 'event', 'outbound-article', 'http://www.youtube.com/watch?v=dPTLUaWFW2E&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en', '');"><img src="http://centromemoria.gov.co/wp-content/plugins/images/play-tub.png" alt="Play" style="border:0px;" /></a>

    5 El derecho a la vida
    <a href="http://www.youtube.com/watch?v=Gn3aIdaBiHc&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en" onclick="__gaTracker('send', 'event', 'outbound-article', 'http://www.youtube.com/watch?v=Gn3aIdaBiHc&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en', '');"><img src="http://centromemoria.gov.co/wp-content/plugins/images/play-tub.png" alt="Play" style="border:0px;" /></a>

    6 El derecho a la integridad
    <a href="http://www.youtube.com/watch?v=Ks2RiYo7dwI&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en" onclick="__gaTracker('send', 'event', 'outbound-article', 'http://www.youtube.com/watch?v=Ks2RiYo7dwI&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en', '');"><img src="http://centromemoria.gov.co/wp-content/plugins/images/play-tub.png" alt="Play" style="border:0px;" /></a>

    7 La protección contra la violencia intrafamiliar
    <a href="http://www.youtube.com/watch?v=100umW93QVg&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en" onclick="__gaTracker('send', 'event', 'outbound-article', 'http://www.youtube.com/watch?v=100umW93QVg&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en', '');"><img src="http://centromemoria.gov.co/wp-content/plugins/images/play-tub.png" alt="Play" style="border:0px;" /></a>

    8 El derecho internacional humanitario
    <a href="http://www.youtube.com/watch?v=iq873PNDlTo&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en" onclick="__gaTracker('send', 'event', 'outbound-article', 'http://www.youtube.com/watch?v=iq873PNDlTo&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en', '');"><img src="http://centromemoria.gov.co/wp-content/plugins/images/play-tub.png" alt="Play" style="border:0px;" /></a>

    9 El derecho a la libertad
    <a href="http://www.youtube.com/watch?v=nBc-1LrZd_8&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en" onclick="__gaTracker('send', 'event', 'outbound-article', 'http://www.youtube.com/watch?v=nBc-1LrZd_8&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en', '');"><img src="http://centromemoria.gov.co/wp-content/plugins/images/play-tub.png" alt="Play" style="border:0px;" /></a>

    10 El derecho a la igualdad
    <a href="http://www.youtube.com/watch?v=gcxaGgqgGoo&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en" onclick="__gaTracker('send', 'event', 'outbound-article', 'http://www.youtube.com/watch?v=gcxaGgqgGoo&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en', '');"><img src="http://centromemoria.gov.co/wp-content/plugins/images/play-tub.png" alt="Play" style="border:0px;" /></a>

    11 Los derechos economicos, sociales y culturales parte 1
    <a href="http://www.youtube.com/watch?v=uVAr3eVxUII&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en" onclick="__gaTracker('send', 'event', 'outbound-article', 'http://www.youtube.com/watch?v=uVAr3eVxUII&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en', '');"><img src="http://centromemoria.gov.co/wp-content/plugins/images/play-tub.png" alt="Play" style="border:0px;" /></a>

    12 Los derechos economicos, sociales y culturales parte 2
    <a href="http://www.youtube.com/watch?v=KsJGM0b6Kmk&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en" onclick="__gaTracker('send', 'event', 'outbound-article', 'http://www.youtube.com/watch?v=KsJGM0b6Kmk&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en', '');"><img src="http://centromemoria.gov.co/wp-content/plugins/images/play-tub.png" alt="Play" style="border:0px;" /></a>

    13 Los derechos colectivos
    <a href="http://www.youtube.com/watch?v=X1C3KqU_ISs&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en" onclick="__gaTracker('send', 'event', 'outbound-article', 'http://www.youtube.com/watch?v=X1C3KqU_ISs&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en', '');"><img src="http://centromemoria.gov.co/wp-content/plugins/images/play-tub.png" alt="Play" style="border:0px;" /></a>

    14 Los derechos de participación
    <a href="http://www.youtube.com/watch?v=F1iQxYZqJ8U&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en" onclick="__gaTracker('send', 'event', 'outbound-article', 'http://www.youtube.com/watch?v=F1iQxYZqJ8U&amp;list=PLnj9iEnF8V17m1rW4dYHg95lDR1-H8gf0?hl=en', '');"><img src="http://centromemoria.gov.co/wp-content/plugins/images/play-tub.png" alt="Play" style="border:0px;" /></a>

  • Jorge Luis Ortega, el obrero que defendía los derechos humanos

    Share Button

    El 20 de octubre de 1998 fue asesinado el vicepresidente de la CUT en Bogotá. Su crimen sigue en la impunidad

    jorge_luis_ortega_x3-6381bEn San Jacinto nadie olvida el sepelio de Jorge Luis Ortega. La tierra de los gaiteros de las flautas de millo, se colmó de miles de paisanos en la despedida de uno de sus hijos más queridos aquel 23 de octubre de 1998. Ni siquiera el torrencial aguacero que se desgajó aquella tarde en el litoral, impidió el cortejo que reunió a su paso gentes de Cartagena, Arjona y Turbaco.

    Al son de vallenatos, la música preferida de Jorge, y el llanto de La niña Choy, como llamaba Jorge a su madre, fue sepultado el dirigente de sonrisa fácil que desde muy joven veló por el pueblo costeño y más tarde se convirtiera en vicepresidente nacional de la Central Unitaria de Trabajadores CUT.

    Ortega comenzó su vida sindical en 1979 a los 25 años trabajando para la Electrificadora de Bolívar. Su trasegar con las bases lo condujo muy pronto a ocupar un cargo como directivo nacional del Sintraelecol, la federación de trabajadores del sector eléctrico.

    Ortega, miembro de la Comisión de Derechos Humanos  de la CUT, se convirtió en uno de los dirigentes obreros más amenazados del país.

    Decenas de veces tuvo que tomar el camino del exilio. Que siempre fue breve pues no se aguantaba, como solía decir, sin el overol de la lucha puesto.

    El asedio al líder obrero se tradujo incluso, pocas semanas antes de su muerte, en un allanamiento a su apartamento donde fue golpeada su  esposa Zoila García, en presencia de sus dos pequeños hijos, José Luis y Cristian Camilo, de seis y siete años.

    Precisamente ese 1998 permaneció casi todo el tiempo en el país. Y prestó todo su concurso en la preparación y movilización del paro nacional sindical de septiembre de ese año contra las privatizaciones. Que resonó con fuerza paralizando el sector estatal por 21 largos días. La protesta estalló el 27 de septiembre, a solo 47 días de tomar posesión el presidente Andrés Pastrana.

    En medio de la protesta obrera, el 20 de octubre de 1998, a las 7. 30 de la noche, faltándole pocos pasos para entrar al conjunto familiar donde vivía en el barrio Las brisas, en  carrera 7 con calle 16 sur, en Bogotá, un sicario descargó seis disparos sobre Jorge Luis Ortega, varios en su cráneo. Pocas horas antes había firmado un comunicado condenando, a nombre de la central, el atentado del ELN al oleoducto de Machuca que dejara casi un centenar de humildes pobladores muertos.

    La   agresión contra la dirigencia nacional de la CUT conmovió a todo el movimiento sindical. Al día siguiente ordenó un paro nacional que tuvo nuevas repercusiones y una oleada de protestas en el mundo, incluida la de la Oficina Internacional del Trabajo OIT, que en Ginebra dictó la más alta sanción contra un país, la Comisión de Encuesta.

    Desde las honras fúnebres de Eduardo Umaña Mendoza, el Auditorio León de Greiff de la Universidad Nacional de Colombia no se veía tan repleto de estudiantes, profesores, sindicalistas, activistas de los derechos humanos y trabajadores, como previo homenaje antes de su traslado a San Jacinto.

  • Masacre de cementos El Cairo

    Share Button

    23. Cementos el cairoUn crimen de Estado sin perdón y olvido

    “Listos, apunten, fuego”. Así, literalmente, fue la orden que decenas de trabajadores oyeron aquella tarde de sábado en las afueras de la fábrica. No podían creer que las tropas recibieran el bando de muerte por defender sus derechos.

    El 23 de febrero de 1963, cuando los obreros de cementos El Cairo, en Santa Bárbara, a 502 kilómetros al sur de Medellín, se apostaron a la salida de la factoría para impedir que una caravana de 40 volquetas cargadas de klinker, — una de las materias primas para la producción de cemento—salieran a las instalaciones de cementos Argos hacia Medellín, los soldados al mando del capitán Guzmán y el sargento Jaramillo, abrieron “fuego a esa gente”.

    Como recuerdaSutimac, el sindicato de los obreros de la construcción, enseguida se inició una cerrada descarga de fusiles que apuntaban en todas las direcciones. Entonces empezaron a caer los primeros heridos y varios muertos, entre ellos la niña de 12 años, María Edilma Zapata, hija del trabajador y sindicalista cementero Luís Eduardo Zapata García.

    Santa Bárbara, conocida como el poblado de los bellos paisajes y cuna de la cordialidad, conocía la peor tragedia de su historia: trece muertos y dos docenas de heridos graves, todos a punta de fusil.

    El país estaba consternado y el ministro de Trabajo de la época, el conservador Belisario Betancur, quien no daba instrucciones serias para resolver el litigio laboral, se limitó a decir que lamentaba la tragedia.

    Por lo menos un lamento. Por que el gobernador de Antioquia, Fernando Gómez Martínez y dueño el periódico El Colombiano no dejaba pasar un día sin insultar en las páginas de su vocero a la organización sindical que exigía mejores salarios y respeto a sus derechos.

    Para los trabajadores, entre los responsables de esta masacre están las directivas de Cementos El Cairo, el Presidente de la República, Guillermo León Valencia, el Coronel Armando Valencia Paredes, el Capitán Guzmán y el Sargento. Pero jamás fueron llamados a juicio y las investigaciones se extraviaron entre juzgados y tribunales.

Back to top